Con semáforo rojo aumentan abusos policiacos en Coacalco

La policía de Coacalco “se pasa por el arco del triunfo” el Semáforo Rojo, ellos prestos, puestos y ligeros para el atraco”. El Director de la Policía, Fabián Jiménez les da permiso para robar y vejar a la población coacalquense. “Regidores simples marionetas del sistema”.

*** Exigen intervención de Codhem por arbitrariedades de uniformados

*** Robos, asaltos, secuestros y reguero de cadáveres son el “pan de cada día” en Coacalco.

Por: González Calderoni

Coacalco, Méx.- Tras el anuncio del Gobernador Alfredo del Mazo Maza, de regresar al semáforo rojo por Covid-19, en Coacalco van en aumento los abusos de la policía municipal a cargo del exjudas estatal, Francisco Fabián Jiménez, con uso de violencia y violación a los derechos humanos, quienes pretenden justificar su actuación para imponer los lineamientos sanitarios.

Sin embargo, esta actuación de la policía se ha observado de manera permanente a partir de la llegada del gobierno de MORENA. Esta ha sido la línea que impone el mando Fabián Jiménez a los uniformados, pese a que el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, ha reiterado que no son iguales a los panistas, priistas o perredistas, pero en Coacalco ha resultado peor el remedio; mentirosos, corruptos y además rateros.

Es de mencionar que un día antes de entrar en vigor la medida del Semáforo Rojo, iniciaron violentos operativos policiacos para obligar a los comerciantes a dejar de realizar actividades comerciales. Sin presencia de las autoridades estatales responsables de la contingencia sanitaria y sin apercibir previamente a propietarios de inmuebles de actividad comercial.

Sin tener oficialmente tránsito municipal, los uniformados de Seguridad Pública se han dedicado con la protección de su director Francisco Fabián Jiménez, a robar y vejar a los conductores del servicio público, “se presume que a espaldas y escondidas del presidente municipal”.

Coacalco un municipio sin Ley, en donde prevalece la ley de la Selva, un gobierno sin consenso y mentiroso, con autoridades que anteponen intereses personales, económicos y que su único objetivo es incrementar su cuenta personal a costa de la pandemia Covid 19.

Un municipio gobernado por neopanistas y expriístas, menos por gente que comulgue con los postulados de AMLO, llegaron de municipios aledaños en busca de riqueza, no de crear bienestar a la población, y reparar el daño causado por anteriores gobiernos priístas y panistas, llegaron en busca de incrementar su patrimonio personal a costa de la población de Coacalco. Prueba de ello ostentan lujosas mansiones y autos de lujo, además de realizar tremendos bacanales en zonas exclusivas, así como enaltecer sus viajes al extranjero.

No existe obra pública (puro remiendo), los robos a transeúntes y de vehículos no disminuyeron, el abuso y la violencia policiaca va en aumento, la inconformidad de los pobladores sigue igual que al dejar el PRI la alcaldía municipal.

Hay que recordar que la esperanza de mejores condiciones de vida que prometió  AMLO y Morena, a casi dos años, el ambiente está enrarecido y esa esperanza casi desvanecida, cuando los políticos locales pretenden buscar la reelección. Voto de castigo y cárcel a los traidores, dirían algunos. Todo esto por que el “gobernante y sus “achichincles” no cumplen los acuerdos pactados”.

En sendos videos grabados por vecinos afuera de comercios y comunidades vecinas se observa como policías municipales someten a una persona en el piso, sólo por que pidió una explicación a elementos de la policía municipal, y en respuesta lo someten con el uso desmedido de fuerza, mientras esperan la llegada de unos 20 policías, pero cuando se registra un robo nunca aparecen. Además en otro video se observa como la rapiña de los uniformados está en todo su apogeo, todo para cumplir con la “gata” al malogrado exjudas del estado, Francisco Fabián Jiménez.

Los elementos de la policía de Coacalco, pretenden imponer a la población medidas sanitarias para frenar la propagación del coronavirus sars-cov 2, sin embargo lo hacen sin cubre bocas, sin respetar la sana distancia, con uso de violencia y sin salvaguardar  las garantías individuales.

En manos de estas personas quedó depositada la integridad física y seguridad de los pobladores de un municipio, que tiene los más altos índices de inseguridad del estado y del país. Pero también está entre los que cometen el mayor abuso contra los ciudadanos. Ya basta es urgente la intervención de la CODHEM, de la Contraloría Municipal, del estado de México, y de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México.

Mientras tanto la “caterva” de delincuentes de placa, tolete y pistola que comanda el exjudas mexiquense y actual Director de Seguridad Pública Francisco Fabián Jiménez, hace de las suyas en todo el territorio municipal, mientras los responsables de la contraloría municipal, Ana Bertha Mendoza Olvera y Ricardo Portocarrero Falcón, Defensor Municipal de los Derechos Humanos, hacen “oídos sordos” ignorando las múltiples denuncias de la ciudadanía coacalquense y por las cuales reciben un salario, pagado con los impuestos del pueblo de Coacalco.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s