“AMLO el campesino que cosechará lo que está sembrando”

Les dejo por ahí esta carta abierta a AMLO.
La actitud perjudicial del Presidente.

Cuidado Sr. Presidente:
Es muy sencillo exaltar la inconformidad.
Decirle al desposeído, que es pobre por culpa de su patrón explotador es muy fácil.
Llamar burguesa a la gente emprendedora, instruida y educada, e insultarlos llamándolos FIFÍS, es fácil.
Llamar pueblo bueno, a los que por flojera, indolencia, incapacidad, e ineptitud, no se instruyeron, y que viven en la ignorancia y en la pobreza, es fácil.

Fomentar la pereza, regalando el dinero, a quien no lo ha ganado, ni se lo merece, es fácil.
Polarizar a la población, para con ello, congraciarse con los pobres, que por supuesto, son más que los que tienen riqueza, es fácil.

Llamar a las fuerzas del orden opresores, y calificarlos como verdugos del PUEBLO BUENO (el perezoso, el ignorante, delincuente y no productivo), es fácil.
Pero esto no es una técnica nueva. Se trata de la técnica, MARXISTA – LENINISTA.

Si con estas técnicas se logró la aceptación de un gran número de personas. El logro es efímero, pues el inconforme, seguirá siendo inconforme, porque su disgusto comienza consigo mismo. Y el inconforme que hoy te apoya, mañana te reclamará, cuando no satisfagas su apetito insaciable.
Denostar a quienes arriesgan su vida, para proteger a los demás, es fácil, pero cuidado, también te cuidan a tí.

Dar a quien no lo merece, por no haber trabajado para obtenerlo (en cualquier ámbito), es mutilar; es como cortarle una extremidad, es condenarlo a ser un mendigo, y vivir de dádivas.

Vivir mintiendo, distorsionando la realidad. Inventando una UTOPÍA, nunca ha resuelto ningún problema; y es sabido, que para apoyar una mentira, se requieren muchas otras mentiras, y así, en proyección logarítmica.

Patear, humillar, denostar, y hasta ridiculizar a quien te cuida, al igual que al resto de la población, en primer lugar, es una ingratitud.
Pero en segundo lugar, TODOS, pueblo y gobierno; civiles y militares, pobres y ricos, cultos e ignorantes; soberbios y humildes; trabajadores y perezosos; todos estamos hechos de lo mismo.

PERO CUIDADO!!
PORQUE Si se puede sembrar el rencor en el pobre, también en el rico.

Si se puede sembrar el rencor en el ignorante, también en el culto.
Si se puede sembrar el rencor en los delincuentes, también en las fuerzas del orden.
CUIDADO CON SEMBRAR RENCORES.
No se puede sembrar chiles, y cosechar tomates.

COSECHAS LO QUE SIEMBRAS.
Vicealmirante en retiro
Alfredo Morales Mendoza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s