El perredista Omar Ortega “clama democracia” y mantiene en nómina y cargos públicos a su parentela en Coacalco

El negocio de las regidurías una franquicia familiar en Coacalco para el pseudolíder político vulgar vividor de la “ubre municipal” Omar Ortega.

Coacalco, Méx.- Donde ha resultado redituable el negocio de las franquicias en que se han convertido las regidurías de representación proporcional es en Coacalco, donde el actual diputado mexiquense  del PRD, Omar Ortega Álvarez, mantiene un coto de poder desde hace más de 10 años, para colocar a familiares, novias, amantes y personas de su grupo cercano como sus choferes Antonio Albarrán y Humberto González Gaistardo, su compadre Oscar Moreno y actualmente su sobrino Oscar Amín Moreno Lojero, actual octavo regidor quien tiene la Comisión Permanente de Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia, pero encabeza protestas de estudiantes.

Es de mencionar como el regidor perredista Oscar Amín Moreno hace unas semanas violando las medidas sanitarias azuzaba a alumnos del Tecnológico de Estudios Superiores de Coacalco TESCO desde su auto un BMW, para tomar la avenida López Portillo.

El regidor del PRD quien es sobrino del diputado Omar Ortega, no le importa la salud no sólo de los estudiantes sino de los automovilistas que circulan por esa transitada avenida, quien a pesar de que se encuentra el municipio en Semáforo  Naranja no respeta las medidas sanitarias por la pandemia del Covid-19.

Omar Ortega quien en tribuna clama una falsa democracia. En Coacalco tener el privilegio de ser “elegido” como el regidor en turno, implica garantizar una serie de concesiones para el diputado, como plazas para su esposa y familiares, cuotas para el pago de rentas y diversos requerimientos de su oficina.

El Ayuntamiento de Coacalco sostiene como aviadora a su esposa Iris Aguilar Valencia, con un sueldo de $10 mil 600 pesos mensuales, aparece en nómina como asistente de la regiduría, que encabeza su sobrino, Amín Moreno con un ingreso neto de $68 mil 326 pesos mensuales, quien por cierto hace mutis en las sesiones de Cabildo, vulgar levanta dedos, porque prefiere ver su celular que atender los problemas del municipio, además de aprobar todo al edil morenista, el expanista Darwin Eslava Gamiño.

Quizás ello explica la férrea oposición del diputado perredista Omar Ortega, contra la reforma que impulsa MORENA en el Congreso del Estado de México para reducir al 50 por ciento el número de síndicos y regidores en los 125 Ayuntamientos, por lo que incluso anunció que impugnará ante la Corte, “en defensa de la democracia representativa y plural”, lo que denota que es un vulgar y chanflón vividor del erario público.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s