Armando Navarrete y el programa “Mi México Late” le cambian el “rostro” a Nicolás Romero

Las obras de Sedatu en coordinación con gobierno de Nicolás Romero generan empleos.
La remodelación del primer cuadro de San Pedro, fue impulsada a través del programa “Mi México Late”, de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

Nicolás Romero, Méx.- La pandemia de Covid-19, no sólo afecta la salud de muchas personas sino que también impacta en la actividad económica, ya que el confinamiento por la cuarentena, provocó que el cierre de establecimientos derivara en la pérdida de fuentes de trabajo, como en el caso de Mario Bernardo Alfaro Lima, quien pasó casi todo 2020, sobreviviendo en la informalidad, hasta que encontró una oportunidad que le devolvió la esperanza.

Mario trabaja como administrador de la bodega que suministra los materiales y herramientas con los que se lleva a cabo la remodelación total del primer cuadro del municipio, impulsada a través del programa Mi México Late, de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), dependencia federal que ejecuta además otras cuatro obras de impacto social en el municipio, esto tras la gestión efectuada por el alcalde Armando Navarrete López, en la que el ayuntamiento cumplió con todos los requerimientos para echar a andar el proyecto, en coordinación con el titular de esa dependencia federal, Román Meyer Falcón.

Pero antes de ello, pasó momentos de angustia y depresión, por no contar con un trabajo. Y es que debido a la pandemia de coronavirus, se quedó desempleado, luego de haber prestado sus servicios en una empresa en la que se encargaba de la instalación de fibra óptica, lejos de casa, puesto que esa actividad la desarrollaba en la Ciudad de México, siendo un ciudadano nicolásromerense, habitante de la colonia Juárez.

Al haber estado sin empleo durante ocho meses, reconoce haber pasado por situaciones estresantes, angustiosas y hasta de depresión, pese a no considerarse una persona depresiva, sintiéndose envuelto en las dificultades que implica, por ejemplo, no contar con recursos suficientes para pagar cada mes la vivienda que renta, ni algunas deudas que se le acumularon.

Relata que al no contar con un trabajo formal, ayudaba a algunas personas: “me salían chambitas aquí, chambitas allá, pero eso se acabó y tuve que volver a buscar.” Sin embargo, y justo cuando andaba más cabizbajo, se le ocurrió pasar por el primer cuadro de la demarcación y al ver que había maquinaria, así como cuadrillas metidas en las faenas de la obra con la que Sedatu, dará una nueva imagen a la plaza pública principal del municipio, Mario Alfaro tocó puertas en busca de una oportunidad, misma que encontró luego de que le fuera ofrecida una plaza como administrador de la bodega.

Es una oportunidad que no deja de valorar, porque ya no tiene que desplazarse hasta la capital del país como antes, con todo lo que implica en tiempo, gastos y disponer de poco tiempo para convivir con su familia. “Con este trabajo en la obra, tengo varias ventajas, como ahorrarme dinero para pasajes, alimentos y también me beneficia porque puedo estar más al pendiente de cualquier cosa que se le ofrezca a mi familia”, detalló.

Con un mejor ánimo, Mario comenta que como ciudadano de Nicolás Romero, se siente orgulloso de poder participar en el proyecto para la transformación de la zona centro del municipio, porque “después que la obra sea inaugurada, voy a poder decir que aquí estuvo una gota de sudor mía, algo que así lo podré platicar”.

Con aplomo, asegura que los trabajos de remodelación en el primer cuadro del municipio, levantarán mucho la imagen a la ciudad de Nicolás Romero y ayudarán también a devolverle su identidad, a quienes en ella habitan.

Así como Mario, otros ciudadanos de Nicolás Romero y unos más que han llegado de otros sitios, aun en el contexto de la pandemia y las dificultades que ésta ha traído para la economía, han encontrado una fuente de empleo a través de las obras que Sedatu realiza en cinco polígonos de la demarcación, donde se registran los mayores niveles de marginación e inseguridad.

La ejecución de las faenas consiste en la construcción de un Centro de Desarrollo Comunitario (C.D.C.), en San Juan Tlilhuaca, la habilitación del deportivo El Polvorín,   los trabajos de mejora en la colonia Libertad (Ágora y espacio público), la remodelación total del preescolar Rosario Castellanos, en la colonia El Tráfico y el remozamiento, para mejorar la imagen urbana del Centro Histórico del municipio.

Dichas obras, arrancaron el 24 de junio de 2020, coincidiendo con la conmemoración del bicentenario de la fundación del municipio, mismas que se caracterizan por ser de impacto social, en beneficio de los ciudadanos nicolásromerenses, abriéndose una fuente laboral, en tiempos en que conseguir empleo se ha complicado, debido a los efectos económicos que dejó la pandemia, con el cierre de negocios.

Sin embargo, las estimaciones de los economistas apuntan hacia la importancia de las obras de infraestructura, como detonante para que fluya la inversión productiva y puedan generarse empleos, por lo que las acciones que lleva a cabo la Sedatu en la demarcación, corroboran que con la mejoría de la imagen urbana y condiciones más dignas en los espacios públicos, no sólo puede disfrutarse más de una ciudad como Nicolás Romero, sino que además, las familias que han padecido las carencias que provoca el desempleo, han encontrado una opción para su sustento.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s