Acatlán sigue su marcha a un año de haber cerrado por Covid-19

Fueron cerradas para salvaguardar la salud y seguridad de su comunidad y de la sociedad en general; la comunidad debió acoplarse a las nuevas circunstancias. A pesar de las vicisitudes, la UNAM y nuestra Facultad mantuvieron sus actividades.

Santa Cruz Acatlán, Méx.- A un año del cierre de las puertas de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán, el pasado año 2020 quedará registrado en la historia del mundo por la pandemia de la Covid-19, al igual que nuestra Universidad Nacional Autónoma de México, porque supo superar con firmeza las dificultades que planteó el coronavirus, con la participación activa, comprometida y solidaria en favor de su comunidad. Las actividades nunca pararon.

En ese tiempo inédito y de gran complejidad, la FES Acatlán mantuvo como una de sus principales prioridades salvaguardar la salud y seguridad de su comunidad y de la sociedad en general, así como continuar con sus tareas sustantivas de docencia, investigación y difusión de la cultura, las cuales, de inmediato trasladó a las nuevas tecnologías digitales.

Sin duda la pandemia mostró caminos nuevos en la educación, la transición del salón de clases a las pantallas de los dispositivos propició que los alumnos ampliaran las opciones con zoom y classroom, entre otros. Al mismo tiempo, los profesores perfeccionaron sus conocimientos tecnológicos adecuando sus materias, incluso, en la aplicación de exámenes. Alumnos de nuevo ingreso hicieron lo propio a través de la virtualidad cumpliendo trámites a distancia.

Sin detener su marcha, Acatlán supo vencer el desafío de suspender actividades presenciales y se impuso con el rigor para transitar hacia la educación a distancia. La UNAM implementó una ambiciosa estrategia para lograr la inmediata transición hacia lo digital, mediante el uso de las herramientas tecnológicas más avanzadas de las que dispone.

En cuestión de semanas, académicos y funcionarios adecuaron las estrategias para continuar con sus labores, ajustaron fechas en el calendario, lo que permitió la realización de seminarios, conferencias, diplomados y un sinfín de actividades que aparecieron en los diferentes medios de comunicación.

Durante la pandemia se llevaron a cabo diversas actividades. El Centro de Estudios Municipales y Metropolitanos fue habilitado como un espacio PC Puma, para que la comunidad universitaria con problemas de internet y equipo dispusiera de ellos para continuar con su preparación académica con el préstamo de laptops y tablets. Además, su estacionamiento funcionó como sede para la entrega de títulos, acciones en las que los egresados recibieron la documentación que acredita la culminación de sus estudios de licenciatura.

A distancia, los alumnos cumplieron con los trámites escolares facilitándose la obtención de historiales académicos, reinscripciones, e inscripciones de exámenes extraordinarios, entre otros. Del mismo modo, continuaron las entregas de diplomas, exposiciones, conferencias, seminarios, talleres, conversatorios con miembros de la FES Acatlán, con invitados de otras instancias universitarias, instituciones educativas nacionales y extranjeras.

Por otra parte, continuaron las actividades culturales y deportivas; clases de los diferentes idiomas, presentaciones de libros, continuaron los trámites para la reacreditación de varias licenciaturas; alumnos y catedráticos participaron en concursos nacionales e internacionales, conversatorios de embajadores con la comunidad estudiantil donde los diplomáticos interactuaron con el público.

Programados en diferentes fechas se llevaron a cabo la Semanas Académica de Economía, Sociología, Diseño Gráfico, entre otras. La Sala de Intervención y Asesoría Pedagógica del plantel brindó apoyo psicoeducativo a los estudiantes.

Derivado de la pandemia, se incrementaron los casos de violencias intrafamiliar, por lo que la FES Acatlán con un grupo de académicas ofreció respaldo psicológico a las alumnas, profesoras y comunidad en general, así como asesoría jurídica para resolver situaciones de conflicto para salvaguarda de la población.

Conferencias magistrales, como la impartida por el doctor Edgardo Buscaglia, donde se refirió al manejo del dinero sucio del narcotráfico y la forma en que es incorporado a otras economías del mundo.

Por otra parte, en diciembre se programó una gala virtual con el espectáculo El Cascanueces, que estuvo a cargo de la Compañía Nacional de Danza de México, en colaboración con la Orquesta Sinfónica de Yucatán.

A través de las redes sociales, la Coordinación de Actividades Deportivas y Recreativas apoya la activación física y pone a disposición de la comunidad diferentes contenidos en pro del cuidado físico y mental de los universitarios y de la población en general.

Con otras muchas manifestaciones académicas, culturales y deportivas, la FES Acatlán cerró sus puertas para salvaguardar la salud de su comunidad, pero nunca cesaron las actividades en las que intervinieron alumnos, profesores, investigadores, funcionarios y empleados del campus más grande después de Ciudad Universitaria.

De esta manera, hay que recordar que el 17 de marzo de 1975, inició actividades la Escuela Nacional de Estudios Profesionales inició labores, para atender la creciente demanda estudiantil de la noroeste de la Zona Metropolitana.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s