“Soñadores”: Del Mazo y Kike Vargas fracturan alianza opositora a MORENA

Los “destapes” anticipados en el PRI y el PAN nunca han funcionado, por lo que Del Mazo Maza y Vargas del Villar ya cavaron su propia tumba política.

Por: Armando Huerta

Toluca, Méx.- Si el gobernador Alfredo “el principito” Del Mazo Maza “sueña” con ser el sucesor de Andrés Manuel López Obrador en la presidencia de México, Enrique “Kike” Vargas del Villar, alcalde panista de Huixquilucan,  duerme pensando que será el sucesor de su amigo “el principito” Del Mazo en el gobierno mexiquense.

Sin embargo, estos ilusos, uno priista y el otro panista, están poniendo en serios aprietos a las dirigencias nacionales y estatales de sus respectivos partidos políticos, en donde las reglas de selección de candidatos a cargos de elección popular no acepta los “madruguetes”, pues esos partidos aún viven en el pasado del “tapadismo porfirista” y la imposición de candidatos por medio del “dedazo”.

Las batallas y la guerra por el gobierno del estado de México apenas comienza y dentro de las filas del Partido Acción Nacional (PAN) y del otrora poderoso Partido Revolucionario Institucional (PRI) la verdad es que no hay gallos y mucho menos gallinas para aspirar a convertirse en candidato de la alianza priísta y panista que se concretó en la pasada elección con resultados francamente poco exitosos, pues los municipios más poblados del estado de México y en consecuencia con el padrón electoral más grande como Ecatepec, Nezahualcóyotl e Ixtapaluca quedaron en poder del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), que juntos podrían representar más del cincuenta por ciento del padrón electoral de la entidad mexiquense.

Para las dirigencia nacional y estatal del PAN y del PRI lo más difícil para la imposición de su candidato o candidata, primero para el gobierno mexiquense y luego para la presidencia de México, será ponerse de acuerdo en quién recaerá la responsabilidad de encabezar esa candidatura por esa alianza opositora.

La discusión se centrará en un solo hecho: ¿El candidato o candidata saldrá de las filas panistas o priístas? No hay nadie que piense que saldría de las filas del Partido de la Revolución Democrática (PRD) pues ese partido prácticamente esta extinto.

Las acciones anticipadas de Alfredo Del Mazo (a quien los y las mexiquenses han “bautizado” como “El Principito”) y el huixquiluquense Enrique “El Virrey” Vargas, los podrían poner en automático fuera del juego político para el 2024 y para el 2023, respectivamente.

“El Principito” sabe muy bien que los “destapes” anticipados y sin el visto bueno de quienes mueven los hilos de la política priísta, tiene un fuerte castigo: Alfredo Del Mazo Vélez, abuelo del actual gobernador mexiquense, aprovechando que tenía una cercana amistad con el presidente Miguel Alemán Valdés, se “destapó” como candidato presidencial del PRI, por lo que su amigo el presidente lo hizo a un lado y designó por “dedazo” a su tocayo Adolfo Ruiz Cortines como su sucesor.

Años después, en 1987, Alfredo Del Mazo González, padre del actual gobernador del estado de México, le costó muy caro en términos políticos “autodestaparse” como candidato priísta a la presidencia de México, pues el presidente en turno Miguel De la Madrid Hurtado (quien comentó en alguna ocasión que al Del Mazo González lo “quería como el hermano menor que nunca había tenido”) fue muy severo con él.

Aunque el PRI nombró oficialmente a seis aspirantes (el término oficial usado fue distinguidos priístas) a la presidencia, las preferencias se polarizaron entre Carlos Salinas de Gortari y Del Mazo González  para esperar el “dedazo” del presidente De la Madrid.

Entonces Alfredo del Mazo González protagonizó uno de los episodios más particulares de la política mexicana: el 4 de octubre de 1987 ocurriría el llamado “destape”, es decir, el PRI anunciaría el nombre de su candidato de unidad a la presidencia; muy temprano ese día, Del Mazo González recibió de alguna manera la noticia de que él no era el candidato elegido por Miguel de la Madrid, pero tampoco lo sería Carlos Salinas sino otro de los seis aspirantes: el procurador Sergio García Ramírez y lo felicitó públicamente; lo que causó una reacción inmediata de los medios de comunicación y en muchos políticos que corrieron a felicitar a García Ramírez, llevando incluso propaganda y mantas de apoyo; sin embargo, él no era el elegido, en ese mismo momento el PRI anunciaba oficialmente que su candidato era Carlos Salinas, ante lo cual Alfredo del Mazo quedó en un doble ridículo, al no obtener la nominación y aún más al haberse equivocado públicamente de candidato, por lo cual se negó a aparecer en público y felicitar a Salinas; aunque lo hizo posteriormente, su situación en el gabinete se hizo cada vez más insostenible, finalmente en marzo de 1988 se separó de la Secretaría de Energía para ser designado embajador de México en Bélgica, lo que constituía un destierro político.

Los “destapes” anticipados en el PRI y el PAN nunca han funcionado, por lo que Alfredo Del Mazo Maza y Enrique Vargas del Villar tal vez ya cavaron su propia tumba política.

Pero la verdad es que mientras en MORENA hay muchos precandidatos y precandidatas con grandes posibilidades de éxito electoral en el estado de México y el país, en el PRI y el PAN la lista está muy “flaca” y los que están en ella no se les ven posibilidades de éxito. La selección de candidato o candidata será la prueba más difícil que tendrán que superar los que impulsan la continuidad de la alianza PAN, PRI y PRD.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s